Entrevista


ENTREVISTA A JESÚS LINARES
Presidente de la Asociación Madrileña de Blokart
www.amblokart.blogspot.com.es

Logo Asociación Madrileña de Blokart

“Todos iguales bajo el viento”

Ése es el lema que define a una nueva disciplina deportiva, el Blokart. Se trata de una modalidad del carrovelismo que, como nos cuenta el Presidente de la Asociación Madrileña de Blokar, Jesús Linares, ha logrado establecerse como una nueva y única disciplina de deporte que se diferencia de las demás gracias a unas características que la hacen única.

Es curioso observar que una iniciativa pionera de cara a la igualdad entre las personas pueda surgir de uno de los mundos más competitivos y elitistas: el deporte.


Salida en el campeonato mundial 2012 en EEUU

Salida en el Campeonato Mundial 2012 en EEUU



Le preguntamos a Jesús Linares:



Pregunta: ¿En qué consiste exactamente la actividad que ustedes desarrollan?

Respuesta: El Blokart consiste en un pequeño vehículo de tres ruedas que lleva incorporada una vela con la que se impulsa por el efecto del viento.


Pregunta: ¿Es muy complicado de usar?

Respuesta: No, en quince minutos, alguien sin experiencia previa puede manejarlo de manera autónoma. El Blokart es una clase dentro del carrovelismo, pero se diferencia de las otras porque que se maneja con las manos y no con los pies, como los demás modelos. Esto permite que sea más fácil su manejo, además de que muchas personas con movilidad reducida puedan utilizarlo únicamente con sus manos.


Pregunta: ¿Se puede practicar en cualquier sitio o existen sitios especiales para poder usarlo?

Respuesta: Al ser vehículos impulsados por el viento se necesitan lugares en los que las condiciones sean favorables. Por ejemplo, en la costa no suele haber problemas de encontrarse con viento, pero aquí en el continente dependemos de los días en los que haya previsiones meteorológicas favorables y que sepamos que ese día vaya a entrar viento. Pero aparte de eso, no hacen falta grandes extensiones de terreno para practicarlo. Por ejemplo, una de las últimas competiciones mundiales se realizó en el aparcamiento de un centro comercial de Bélgica. Nuestro centro de Villanueva de la Cañada mide poco más de medio kilómetro por 300 metros, y es uno de los más grandes de toda España.


Navegando en el circuito de Villanueva de la Cañada

Navegando en el circuito de Villanueva de la Cañada



Pregunta: ¿Es necesario pertenecer a alguna asociación para practicarlo o cualquiera puede usarlo?

Respuesta: Cualquiera puede comprarse uno y probarlo, pero en realidad este deporte se disfruta con más gente. Al igual que ocurre en el atletismo, que se juntan varios para compararse unos con otros y mejorar conjuntamente, en el Blokart ocurre exactamente igual, ya que uno sólo nunca podrá saber si lo está haciendo mejor o peor, no puede comparar marcas más que consigo mismo, mientras que en equipo los que tienen más experiencia te van enseñando nuevas técnicas para manejarlo mejor, compartimos conocimientos y sobre todo camaradería. El estar dentro de una Asociación de Blokart te implica en una comunidad de pilotos no solo a nivel deportivo, si no también vital.


Pregunta: ¿Cuándo y por qué surgió esta iniciativa?

Respuesta: El carrovelismo existe desde tiempos de los egipcios para el transporte, luego los romanos lo emplearon para la guerra y hace un par de siglos en Bélgica un par de hermanos decidieron utilizarlo como hobby y deporte, a partir de ese momento fue evolucionando hasta llegar a la actualidad. El Blokart en concreto lo diseñó hace unos quince años un ingeniero neozelandés, Paul Beckett y, al ser plegable, fácil y tan accesible, se popularizó rápidamente. Siendo desde hace unos años la clase con más practicantes en el mundo.


Pregunta: ¿Cómo se ha acogido este nuevo deporte en España?

Respuesta: Pues en España ya somos más de 300 personas, y cada día hay más. En todo el mundo ya hay cerca de 15000 personas, y el número sigue subiendo.


Pregunta: ¿Cuál cree que es el secreto del éxito de este deporte?

Respuesta: Lo que llama más la atención de este deporte es que puede ser utilizado por todo el mundo, ya que no hacemos distinciones ni por sexo, edad o condiciones físicas. La única distinción que se hace para competir es en función del peso de los pilotos, ya que la diferencia de peso puede ser decisiva en una competición. Por ejemplo, en momentos de mucho viento el tener más peso resulta beneficioso al poder sacar más rendimiento con menos escora y con viento flojo, el tener menos peso te permite ir más rápido con el mismo tamaño de vela.


Pregunta: Así pues, ¿cree que este deporte rompe con la lógica categórica y exclusiva de los deportes tradicionales?

Respuesta: Por supuesto. Es un deporte que no es tan físico como la mayoría de deportes, no hay diferencias en que un hombre pueda tener o no, más fuerza que una mujer. Realmente lo que prima es la pericia, la técnica. Entonces, ¿por qué vas a hacer categorías? ¿Por el simple hecho de que sea una chica? Hay deportes en el que es ridículo diferenciar a las personas por ser hombres o ser mujeres, un ejemplo lo tenemos ahora en motociclismo, con una mujer piloto, pero todavía siguen siendo casos aislados.

Tampoco hacemos distinciones por edad ni por condiciones físicas. En Blokart pueden participar tanto jóvenes como ancianos. En la última competición en Ivanpah, EEUU, participaron mi hijo de 15 años y un señor con más de 70 años, ¡y suele ser de los que suben al podio!


Podio Blokart Podio Blokart

Además hay muchas personas como Edu Cano, con movilidad reducida y que tienen ya unos cuantos años de experiencia. Llega un momento en que ellos mismos se crecen porque ven que pueden vencer a pilotos con movilidad total y eso motiva muchísimo.

Yo nunca me había parado a pensar en estas cosas, y cuando empiezas a ver estos casos te sientes muy bien, porque tomas más conciencia de las desigualdades sociales que existen y de los hándicap con los que tienen que vivir todos los días muchas personas. Y te alegras de que puedan hacer este deporte en igualdad de condiciones que los demás. Pero cuando llevas unos meses, llega un momento en que ni si quiera piensas en ello, ni siquiera te paras a pensar en que no haya escalones o que haya sitios habilitados para que puedan pasar, simplemente lo ves como algo que debería ser lo normal. Eso sería lo ideal en toda la sociedad, si lo que nos está pasando a nosotros le pasara a toda la sociedad no habría que plantearse que cuando hacen una obra nueva o un hotel, que vaya un inspector a ver si han puesto rampas. Es que las pondrían ya, sin pensarlo, ¡tal y como ponen las escaleras!

Por eso nosotros nos negamos a llamarlo “minusvalía”, para nosotros son personas con diferente movilidad, porque realmente la minusvalía te la crea el entorno. Porque alguien que tiene menos movilidad es posible que no pueda subir un escalón alto, pero no por ser menos válido sino porque el entorno, tal y como está construido, no se lo permite. Si ahora mismo te montas en un Blokart y se monta Edu, te da mil vueltas, y en ese caso el “minusválido” entre comillas serías tú, ¿no crees? Y lo cierto es que cuando estamos todos montados en los Blokart nadie se acuerda de que un compañero vaya en silla de ruedas.


Edu Cano celebrando sus buenos resultados en Ivanpah, EEUU

Edu Cano celebrando sus buenos resultados en Ivanpah, EEUU



Pregunta: El lema de su Asociación es “Todos iguales bajo el viento”, ¿a quién se le ocurrió?

Respuesta: Se le ocurrió a uno de nuestros compañeros cuando participamos en un concurso de una campaña de una compañía de móviles y la verdad es que dio en el clavo, porque viene a sintetizar toda la filosofía con la que fue creado el Blokart desde sus inicios. Como te dije antes, su creador Paul Beckett lo creó de forma que pudiera ser utilizado por todos los miembros de su familia. De ahí que cuando lo quiso comercializar no encontrase ninguna razón para diferenciar a las personas por su edad o por su sexo, solo por características lógicas como es el peso.

Además, en esta clase del carrovelismo los carros son todos iguales, al ser monoclase o mono marca no se pueden modificar, lo que hace que todo el mundo que participe lo haga con las mismas posibilidades de ganar que el resto. Lo que diferencia al ganador no es su fuerza física o que tenga más dinero para comprarse un Blokart con materiales mejores y más sofisticados, sino su técnica. Eso nos lleva a mejorar todos los días unos con otros al compartir los nuevos trucos y estrategias para aprovechar mejor el viento, la técnica de pilotaje, el trimado de la vela y su tamaño adecuado o la simple presión de las ruedas, puede darte esas décimas necesarias para ganar.


Más de 150 participantes en el reciente Campeonato del Mundo en EEUU

Más de 150 participantes en el reciente Campeonato del Mundo en EEUU



Muchas gracias por concedernos esta entrevista y por acercarnos a este nuevo y apasionado deporte.


Javier Rodríguez Rosado
Coordinador del departamento de Comunicación


Entevistado:

Jesús Linares
Presidente de la Asociación Madrileña de Blokart

www.amblokart.blogspot.com.es
© IS+D Fundación para la investigación social avanzada | Todos los derechos reservados | www.isdfundacion.org