SOCIOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA

Decir que la Sociología tiene como objeto el estudio de las sociedades puede tener muchos significados: el análisis de las relaciones humanas, de los procesos de comunicación social, de las interacciones con el medio, del imaginario colectivo, de las creencias, los valores y las costumbres sociales, de los procesos de construcción de la realidad social, del subconsciente social, etc., etc., etc.

Cuando se piensa en esos objetos de estudio, se suele reflexionar sobre los grandes procesos sociales que mueven a millones de seres humanos.

Pero, ¿qué le pasa a esos seres? ¿Cuáles son sus relaciones diarias? ¿Qué conflictos tienen que resolver? ¿Cómo afectan a su día a día? ¿Cómo se sienten? ¿Cómo actúan? ¿Qué piensan? ¿Cómo se comportan? ¿Qué planes tienen? ¿Cuáles son sus ilusiones? ¿Y sus temores?

Las respuestas a estas preguntas también hacen Sociología. De la cotidianeidad, de lo diario, de lo repetitivo, de lo pequeño, podríamos decir que hasta de lo aburrido. Esta Sociología de “andar por casa”, está más cerca de los grandes fenómenos sociales de lo que se puede pensar a primera vista. Porque lo grande nace de lo pequeño; porque lo pequeño modula lo grande; porque lo grande es consecuencia de lo pequeño; porque lo pequeño nos sucede a diario y lo grande puede que no nos suceda nunca.

Es por ello que hemos dedicado este número a la Sociología de la vida cotidiana. Para destacar su importancia. Para concienciar de su utilidad. Para darle la dimensión que se merece.

María Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D



Editorial

La Revista Prisma Social es uno de los canales de difusión de la Fundación iS+D para la Investigación social avanzada, www.isdfundacion.org

El objetivo principal está orientado a la difusión de la las investigaciones provenientes de las Ciencias Sociales y caracterizadas fundamentalmente por el factor de innovación social. Se pretende que la revista integre la facilidad y accesibilidad propia de los medios de comunicación social y científica, con la precisión y el rigor que precisan los resultados de la investigación, de tal forma que sea útil a la sociedad y atractiva a los receptores sin perder la fuerza de la expresión ni el rigor científico.

Desde una perspectiva de innovación social no sólo es preciso atender a los contenidos propiamente innovadores sino también a su forma de transmisión. Es más, la forma también es el contenido, como también el contenido se asocia preferentemente a una determinada forma de expresión.

Las conductas sociales, los intereses, los hábitos, las formas de representación social, los cambios sociales y sus resistencias, las comunicaciones sociales en los diferentes medios, la incidencia que en la sociedad tienen los factores demográficos, los estilos de vida, y en definitiva todo lo que se refiere al comportamiento humano, tienen cabida en esta publicación.

La socialización del lenguaje científico es un requisito indispensable para comunicar los contenidos de las investigaciones y facilitar su asimilación por parte de la sociedad. Esta asimilación encontrará las mejores vías a través de la manifestación más atractiva de los resultados científicos, sin que eso deba limitar la seriedad y precisión científica y el compromiso ético de los investigadores.

El intercambio de conocimiento científico no sólo entre los investigadores de los diversos campos del saber, sino entre todos los miembros de una sociedad, es también una obligación y por supuesto un derecho, pues es esa sociedad la que con su esfuerzo hace posible la investigación. En el proceso estamos todos. Esta revista está abierta a aquellas aportaciones de comunicación científica que además de ofrecer conocimiento devuelva a través de la misma lo que la propia sociedad ha aportado.

© IS+D Fundación para la investigación social avanzada | Todos los derechos reservados | www.isdfundacion.org